Lógicamente, eres libre de poner los precios a tus anuncios y servicios. Eso, no obstante, implica tener muy claro el valor que ofrecemos al anunciante. Si tomas otras webs como referencia, ten cuidado ya que no hay dos webs iguales.

Formas de valorar el coste, dependiendo de lo que ofrezcas. Las principales cosas a tener en cuenta son:

- Por visitantes y visualizaciones. En el caso de los anuncios, artículos o reviews es muy importante cuanta gente lo llega a ver en su pantalla. En este caso, se usa el CPM (coste por cada mil visitas o impresiones) como KPI (métrica esencial). 

    Por ejemplo, si tu web tiene 1.000 visualizaciones, eso equivale a 1 CPM.

- Por Engagement o Acción. Como complemento o alternativa a las impresiones, hay otra forma de medir resultados. En este caso, se espera que el usuario haga alguna cosa: un click, una compra, una suscripción, etc. Como editores, nos puede resultar interesante negociarlo en caso de reviews o campañas orientadas a unos resultados muy concreto.

  - Por los servicios profesionales. Recuerda que eres un profesional del contenido y tu tiempo vale dinero. No hay muchos profesionales especializados en cannabis, así es una buena oportunidad para crearte una carrera como generador de contenido.

- Por Autoridad del Dominio en Cannabis. Como resultante de lo anterior (y más cosas) tu web tiene un 'consideración' a los ojos de los buscadores en nuestra temática: cannabis. Y para los anunciantes eso es algo esencial, que ayudará a sus webs a subir posiciones. Si tu web es un referente, debes tenerlo en cuenta.